Hermisan

                                                         

RESPONSABILIDAD SOCIAL CORPORATIVA

Trabajamos para mejorar la agricultura. Hacemos que la tierra sea económicamente viable, que cree riqueza, que promueva empleo. Esta es una de las mejores formas de ayudar a la gente, de hacer que pueblos y comunidades enteras encuentren en el terreno que habitan un medio de vida y de prosperidad.

Muchos de los hombres y mujeres de Hermisán se han formado en universidades y centros educativos donde han adquirido los conocimientos de los que la empresa se ha beneficiado. Nos sentimos, por tanto, en deuda con estas instituciones y queremos revertir en ellas parte de nuestro beneficio.

Hermisán desarrolla programas de colaboración con instituciones sociales y educativas, como la UCAM Murcia.

 

Nuestro programa de prácticas, quiere proporcionar una experiencia educativa y laboral que enriquezca su formación y los convierta en profesionales de primer nivel.

Participamos además, en el Club Alumno de la UCAM, donde damos a conocer nuestros productos y servicios de los que se puede beneficiar la comunidad educativa y la sociedad en general.

Y como todo no va a ser trabajo, también somos patrocinadores del equipo UCAM Club de Fútbol.

 

Donde queremos apoyar el esfuerzo y la entrega de los jóvenes deportistas que están haciendo un gran equipo del que todos nos enorgullecemos y del que esperamos grandes jornadas de triunfos.

Nuestras instalaciones de alta tecnología en explotaciones agrícolas de todo el mundo, han evitado el despilfarro de enormes reservas de agua. La fertirrigación y el riego de precisión es la forma más sensata de producir alimentos para grandes cantidades de población, gastando la mínima cantidad de agua.

 

Es una garantía de que las próximas generaciones podrán seguir dedicándose a la agricultura.

 

Muchos de los hombres y mujeres de Hermisán se han formado en universidades y centros educativos donde han adquirido los conocimientos de los que la empresa se ha beneficiado. Nos sentimos, por tanto, en deuda con estas instituciones y queremos revertir en ellas parte de nuestro beneficio.

Pero esta actividad no se debe hacer esquilmando los recursos naturales. Hermisán, desde su fundación hace más de 40 años, se ocupa de la racionalización y el ahorro de bien natural más preciado: el agua.